“Reencuentro con Mi Identidad” declarado de interés cultural por la Legislatura Porteña

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró de interés cultural el libro “Reencuentro con Mi Identidad” escrito por Silvia Zangaro, presidente de la Fundación Ciudadanía Plena.

Se transcriben a continuación los fundamentos del proyecto 2807-D-2014, presentado por la legisladora Muiños:

La Constitución de la Ciudad, en su artículo 32 distingue y promueve todas las
actividades creadoras, garantizando la democracia cultural y asegurando la libre expresión
artística, prohibiendo toda censura.

La abogada, escribana y escritora Silvia Zangaro ha construido, a través de su
libro Reencuentro con mi identidad, una historia, en forma de nouvelle histórica que penetra en los
días más negros de la historia de nuestro país
(la última dictadura cívico militar), cuando se
vulneró gravemente el derecho a la identidad con prácticas de apropiación ilegal y sustitución de
cientos de niños.

La historia se desarrolla en nuestros días, pero las protagonistas obligan al
lector a recorrer un “ir y venir” incesante, a recorrer la realidad de la últimas décadas. Se trata, en
definitiva, de mujeres que luchan por encontrar su verdad, transitando los sentimientos de duda,
incertidumbre y negación en esa búsqueda. Búsqueda que constituye ese reencuentro con su
identidad.

La historia construida por Zangaro en su nouvelle, abre la posibilidad de ser
provocadora de reacciones sociales y despertar, en mano de algunos de los 400 nietos apropiados
en esos años negros de la última dictadura civico militar que aún faltan recuperar, la identificación
con el proceso de dudas, confusión e incertidumbres por el que atraviesa la protagonista a lo largo
de la historia.

Es nuestra oportunidad, como representantes de los vecinos de la Ciudad de
Buenos Aires, de aceptar ese desafío intelectual para ejercer esa memoria que los argentinos nos
estamos permitiendo para no volver a repetir esos errores. Para que efectivamente, esos años
negros y esas prácticas aberrantes, propiciadas desde el Estado, no vuelvan a ocurrir NUNCA MAS.

Así, como se han logrado recuperar hasta la fecha 115 nietos apropiados
ilegalmente durante esos años, aún restan encontrar 400, siendo la nouvelle de Zangaro, un
mecanismo de alerta que aliente a todos aquellos que aún dudan de su identidad y no han
concurrido a corroborarla mediante el ADN.

De este modo, una Declaración de Interés Cultural emitida a favor de la
nouvelle Reencuentro con mi identidad sería una acción positiva que permitiría colaborar con el
esclarecimiento de la identidad de los nietos que aún no fueron resueltos,
ayudando a sanar las
heridas abiertas de esos años negros.

También esta Declaración, que destaca el aporte específico de Zangaro a
nuestra cultura ciudadana, se convierte en una forma de alentar a otros, en su mayoría anónimos,
a disipar las dudas sobre su identidad.